En momentos de crisis es normal sentir distintas emociones.

No todos los días son iguales.
Hay algunos en los que nos sentimos con mucha energía y ganas de hacer cosas y también hay días más reflexivos.

Si te sirve de ayuda conversa sobre tus emociones con gente de confianza y expresa lo que estás sintiendo.