Tenemos el gusto de conmemorar hoy la que creemos es una de las más valiosas políticas públicas de Salud implementadas en los últimos años en el país, la puesta en marcha hace 15 años de la cobertura GES en el tratamiento de la Depresión para personas beneficiarias del sistema público y privado.

Este es un día para reconocer el aporte esencial de esta estrategia sanitaria en el acceso oportuno y universal de las personas a los tratamientos de Salud Mental en nuestro país. Por la alta demanda y prevalencia de la Depresión, sin duda, su incorporación como problema de salud GES transformó irreversiblemente las coberturas y organización de las redes de Salud Mental en el sistema público y privado.

Su funcionamiento ha permitido, a lo largo de estos 15 años, que más de un millón y medio de personas accedan a tratamiento integral, aportando a la recuperación de su condición de salud y al abordaje de las consecuencias adversas que la Depresión puede provocar.

Las personas en situación de Depresión han podido acceder a tratamientos profesionales y farmacológicos de acuerdo con protocolos de atención y encontrar en el tratamiento GES una alternativa confiable, segura y accesible. No obstante, tenemos aún pendiente más acciones de promoción y prevención adecuadas y pertinentes a las personas en su singularidad y en sus comunidades, favoreciendo los condicionantes protectores de la Salud Mental e incrementando la conciencia individual para el autocuidado físico, mental y social.

La actual Pandemia Covid-19 nos ha expuesto a desafíos y experiencias que han afectado mucho más la Salud Mental de las personas en nuestro país, exigiéndonos como equipos de Salud Mental ampliar nuestra capacidad de adaptación y hacer grandes esfuerzos para adecuarnos a las restricciones y amenazadas que todo esto ha generado. En los últimos meses, se han visto incrementados los síntomas ansiosos y depresivos, entre otras manifestaciones, lo que nos impone más y mejores servicios. La actual situación se plantea como un desafío global y multifacético, en la cual las estrategias de cuidado y protección de la Salud Mental seguirán ocupando un rol central. Por lo anterior, se hace cada vez más necesario aumentar los recursos del Estado destinados a políticas públicas a este respecto, lo que debe respaldarse y sellarse con una “Ley de Salud Mental para Chile”.

En esta oportunidad, queremos reconocer y agradecer a todos los trabajadores de la Salud Mental y, en especial, a nuestros colaboradores Clínicos y Administrativos de REDGESAM, quienes durante estos 15 años han crecido en esfuerzo, experiencia y compromiso, dedicados a lo largo del país a la atención y cuidado de miles de personas afectadas por este problema de salud.

Reiteramos nuestro compromiso con los pacientes que han necesitado de acompañamiento y tratamiento como apoyo para superar su enfermedad, orientando todas nuestras acciones a hacer de esta estrategia sanitaria una política pública pertinente y exitosa, sensible a las necesidades de las personas y la comunidad.

Y hacemos un llamado para que cada día más profesionales se integren a las Redes GES públicas y privadas y compartan este sueño de brindar una atención digna y de calidad a quienes hoy más lo necesitan.

 

Dr. Guillermo Vergara                 Dr. Jorge Ochoa
Director Médico                              Gerente General